Importancia del paseo.


Una cosa tenemos que tener en cuenta a la hora del paseo, es que seguramente sea el momento mas interesante para nuestro perro.

 

El paseo tiene varios fines: conductas higiénicas, relación con el medio incluyendo a otros perros, juego, ejercicio.

 

Como vemos hay varias partes. Vamos a hablar un poco de cada una de ellas:

 

Conductas higiénicas: Nada que explicar. Unicamente añadir que las deposiciones HAY QUE RECOGERLAS. Parece mentira que haya que recordarlo, pero una tenencia responsable exige respeto para los demás usuarios de las calles. Hay veces que vas con los perros y sientes vergüenza porque esto es algo que nos afecta a todos.

 

Relación con el medio: Algunas veces oiremos la expresión “paseo relajado”. Hay una gran diferencia en dar al perro un paseo tipo “castrense” (andando a paso ligero) y un paseo en que dejemos que el perro explore su entorno.

 

Es muy importante que se pare a olfatear ya que esto sirve para que recoja información de que y quien ha pasado por la zona.

 

También hay que dejarle que haga vida social con otros perretes. El perro es un animal social por lo que tenemos que permitirle que interactúe con otros de su especie. Que se olfateen y que se presenten a otros. Habréis observado a muchos propietarios que bien por miedo o bien por precaución no dejan a sus perros que se acerquen a otros. Pensad por un momento que no os dejaran acercaros a otras personas, por no mencionar que estas actitudes pueden generar miedos y reactividad.

 

Juego: Si tenemos oportunidad (no siempre es posible) no esta de más un ratito de juego con nosotros o con otros perros. Para ello tendríamos que tener la oportunidad de soltarles en algún lugar seguro y siempre que tengamos bien construida la llamada. Además debemos llevar los elementos que necesitemos para el juego (mordedor, pelota, nudo….)

 

Si el juego es con nosotros debemos enseñar al perro que hay un principio y un final. Esto sera una forma de evitar obsesiones.

 

Si el juego es con otros perro debemos procurar intervenir lo menos posible. Los juegos y las correcciones que se producen también son una fuente de aprendizaje.

 

Bien, si le hemos dejado que olfatee, que se relaciones con otros perros, hemos jugado con el, ha jugado con otros perros, realmente ya habrá hecho bastante ejercicio. No obstante, podemos añadir un paseo a nuestro lado a un paso un poco mas vivo que nos vendrá bien también a nosotros. Para esto puede ser de utilidad que el perro tenga montado el “junto”.

 

El paseo que hemos descrito, deberíamos darlo al menos una vez al día.

 

 

© Aula de perros.